¿Cómo reducir la ratio de alumnos a 10 niños en Madrid?

Nadie entiende que se prohíban las reuniones de más de 10 personas mientras se pretenda meter a 20 niños y niñas en un aula cerrada

OPINIÓN/ 30 AGOSTO 2020/. Si algo nos ha demostrado la dramática situación en que vivimos es que sin el pleno funcionamiento del sistema educativo no hay sistema económico posible. Por tanto, nadie entiende que hoy, la región más rica de España sea imposible abrir las aulas de los centros educativos de la región cómo vamos a comprobar en los próximos días. Nadie entiende que se prohíban las reuniones de más de 10 personas mientras se pretenda meter a 20 niños y niñas en un aula cerrada con su profesor, esto incumple todas las normas básicas que cada hora escuchamos en los medios de comunicación. 

¿Es posible reducir la ratio a la mitad? Según el Consejero de Educación la Comunidad de Madrid, es imposible, ya en junio dijo que era imposible reducir a 20 ante la propuesta del Ministerio, y ahora, la propia Presidenta regional nos promete que esta reducción, la de 20, se va a ”quedar para siempre”

En primer lugar nos dicen que “no disponemos de espacios físicos”, algo totalmente incierto, pues no es complicado discernir que si vamos a reducir a 20 los alumnos por clase, con la creación de dos turnos diferenciados de mañana y tarde dicha ratio podría cumplir los estándares epidemiológicos que marcan las autoridades sanitarias, diez niños por aula. Dichos turnos podrían seguir un modelo intensivo similar al de los meses de junio y septiembre donde se reduce una hora la jornada para facilitar el escalonamiento.

Es evidente que esto necesita duplicar el número del personal por centro, todos los trabajadores, incluidos los profesores, conserjes, etc. tienen sus capacidades limitadas y por tanto deben ser desdoblados. Dirán que no existen los recursos económicos necesarios para afrontar tal gasto, pero recordemos que se trata de la región que “perdona” casi mil millones del impuesto de patrimonio a las personas que disponen de más de 700.000 euros y que se trata de la región más desigual de España donde cada días las personas que menos tienen, tienen menos capacidad adquisitiva frente a quienes más tienen cuya capacidad no deja de crecer año tras año.

El otro argumento para no cumplir las restricciones sanitarias será, similar al de la falta de personal sanitario, no existen tantos profesionales cualificados para hacer frente a estas necesidades. Algo incierto en un país que cuenta con un inmenso número de parados altamente cualificados que podrían haber aprovechado estos meses para prepararse para realizar los cursos preparatorios para la docencia, en situaciones excepcionales, son necesarias medidas excepcionales. 

Esta división en dos turnos tendría su repercusión directa en la economía de la región pues debería ser compatible con el trabajo desarrollado por las empresas, facilitar el teletrabajo acoplado a los turnos de los centros educativos, además permitirá una diversificación de la movilidad en la región modificando los horarios punta y las aglomeraciones en el transporte público algo que nos haría reducir los contagios. El efecto positivo sobre la contaminación es evidente, pero esto último es algo que a una Presidente regional “negacionista” del cambio climático como Díaz Ayuso, estoy convencido que no le importa. Espero que quienes desde la CEOE piden que no volvamos al confinamiento entiendan que esta es la única fórmula posible.

Sancho García

Deja un comentario